¿Qué es eso que se nos está rompiendo?

Podemos seguir como si nada. Sentimos un vacío y lo vamos llenando de lo que sea. Nos asusta el silencio, nos asusta parar, nos asusta sentir, nos asusta dejar de interpretar nuestro personaje ¿Quién soy sinó?

Sentimos cansancio. Mucho, por tanto hacer y poco ser, por tanto sobrevivir y poco vivir. Tremendo. Somos adictos al cortisol y a la adrenalina, pero no al amor. Este debería ser nuestro cambio de paradigma.

¿Y ahora qué? Ni idea, solo tenemos el presente, y está claro que solo podemos aceptarlo, sin resignarnos, sin victimismos, y dejar de resistirnos al cambio.
¡Qué alivio soltar carga…, confiar!
¡Oh, vaya, se nos ha olvidado hacerlo!

Creo que solamente desde la autenticidad, la bondad, la generosidad y la compasión, seremos capaces de crear y construir cada uno desde dentro y entre todos, algo bueno, armonioso, sostenible, sano. Somos muchos, hay infinidad de talento en el mundo, ahora toca sumar, cooperar y compartir.

❤️ Un fuerte abrazo de todo corazón ❤️